Trinidad: Cap 9 La Trinidad en el Antiguo Testamento

Por David Cox v1 (c) 2007

Cap. 1 Prefacio y Introducción.
Cap. 2 Monoteísmo en la Biblia
Cap. 3. Introducción a la Trinidad en la Biblia
Cap. 4 Modalismo y Dios hablando entre sí
Cap. 5 Dios el Creado y la Nueva Vida
Cap. 6 Adoración es solamente para Dios.
Cap. 7 Solamente Dios salva
Cap. 8 Tabla de las Personas de Dios
Cap. 9 La Trinidad en el Antiguo Testamento
  Cap. 10 La Trinidad en el Nuevo Testamento
Cap. 11 La Deidad de Dios el Padre
Cap. 12 La Deidad del Hijo
Cap. 13 La Deidad y Personalidad del Espíritu Santo
Apéndices 1. El Credo de Atanasio. 2. ¿Hay subordinación en la Trinidad? 3. Diferentes funciones adentro de la Trinidad. 4. Errores de unos grupos. 5. Citas de los primeros siglos. 6. Las Obras del Espíritu Santo. 7. El Credo Niceno. 8. ?Qué significa la frase "Hijo de Dios"?

pdf | e-Sword: e-Sword zip | Folletos: la Trinidad | Sermones: Trinidad #1 #2


Capítulo 9: La Trinidad en el Antiguo Testamento

La Biblia nos presenta varias doctrinas en la forma de semilla primero, y luego desarrolla la doctrina. La doctrina de la Trinidad no es diferente. Si aceptamos que es legítimo que Dios nos dé nueva doctrina no revelada anteriormente en el Nuevo Testamento, entonces no hay problema logística en decir esto. Esta semilla vemos en la mera palabra para Dios en el Antiguo Testamento, Elohim.

“La una Deidad es sobre todo declarado por Moisés, y la personalidad doble (del Padre y del Hijo) es fuertemente afirmado por las Profetas. La Trinidad es hecho conocido por los Evangelios” – Epifanio.

“El Antiguo Testamento proclamó abiertamente el Padre, y el Hijo más oscuramente. El Nuevo manifestó al Hijo, y hizo sugirió a la Deidad del Espíritu. Ahora el Espíritu sí mismo mora entre nosotros, y nos da una demostración más clara de sí mismo. Por que no fue prudente, cuando la deidad del Padre no fue todavía reconocida, de claramente proclamar al Hijo; tampoco cuando la deidad del Hijo no fue todavía recibida de cargarnos con el otro.”[11]
--
Nazianzen

Pluralidad en Sentido en el Antiguo Testamento

Elohim es plural

Hablando lingüísticamente, la palabra en hebreo para “Dios” es “elohim”, y esta palabra es en una forma plural (“im”) en hebreo. El singular de esta palabra es “eloah” y es muy rara la vez usada (casi siempre en Job). Aquí tenemos que examinar esto cuidadosamente. Elohim y la forma corta, “El”, ocurren 2,750 veces en el Antiguo Testamento. De estas ocurrencias 2,500 veces es Elohim. Si las dos formas existen igualmente, ¿Por qué Dios moviera a Moisés de usar la forma plural para la deidad, como las 32 veces que es utilizada en el relato de la creación? Será de introducir confusión si Dios no quiso nada más indicar una sola persona.

Reyes hablando en el Plural, “nosotros” (plurales majestatis)

En muchas idiomas (hebreo es una) ellas usan el plural en una forma de intensificar el sentido de la palabra. Un ejemplo aquí es cuando la Reina de Inglaterra habla, ella muy comúnmente usa el plural. “Nosotros vamos a dar un paseo por Europa a visitar…” Simplemente es confusión como la realeza habla así, pero es una forma de intensificar el idioma de “yo” a “nosotros.” En actualidad, es porque una realeza nunca actúa solo, sino cuando un rey hace cualquier cosa, hay un equipo real que actúa con él, y él usa otros para efectuar a su voluntad. Ellos son extensiones de este personaje real, actuando en su nombre y con su autoridad. Si un rey dice que “vamos a edificar un muro”, claramente que se entiende que el Rey no va a ensuciar sus manos con cemento, sino que va a dirigir la obra que sus siervos o representantes van a hacer. No pensamos aquí que esto nos presenta una pluralidad de reyes, ni tampoco niega que hay otras realezas que están envueltos (reina, príncipes, o incluso otros reyes). Lo que claramente indica es que el rey por su posición de ser gobernante y autoridad real sobre otros, actúa en una forma “intensificada” (muchas personas y actividades en cualquier cosa aun simple lo que hace). Ahora generalmente cuando usa esta “intensificación”, el rey personalmente no está “ensuciando sus manos”, sino que habla corporativamente (el reino que él representa va a hacer algo). El concepto aquí es que hay unidad pero en una pluralidad o más personas actuando con (igualdad con él, como reyes de otros países) o personas debajo de Él.

Debemos también anotar que aunque líderes en el mundo hablan así, no tenemos ningún ejemplo bíblico de un líder en la Biblia hablando en esta forma en el plural. Pero esta explicación ha sido dada por el plural de Elohim en la Biblia.

Dios hablando en el plural “nosotros”

Observamos que hay pasajes donde Dios habla de sí mismo o con sí mismo en el plural, “nosotros.” Regresamos al punto hecho antes en este libro, que no es visto como sano mentalmente hablando, cuando una persona habla consigo mismo, poniendo nombres a sus “otras personalidades” con que habla. Aun que en sí, esta referencia de pluralidad en la deidad no establece la doctrina de la Trinidad, pero estos pasajes echan referencias a una doctrina que luego es hecha más clara en el Nuevo Testamento, y esto sigue el padrón que vemos con varias otras doctrinas. No debemos ignorarlo porque es indirecta y echa la base que se desarrolla luego.

Génesis 1:26 Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza.

Debemos ver lo que realmente dice este versículo. Dios está comentando sobre la formación del hombre, y dice claramente, “Yo hice al hombre como ‘nosotros.’” La forma de los seres humanos es en una forma u otra como es Dios la forma, imagen, o naturaleza de Dios. Dios habla de sí mismo en un pasaje que habla del paralelismo entre Dios y hombre, y nota en este contexto “como nosotros” (prefiriendo usar el plural en lugar del singular). Primero Dios no comparte su obra con los ángeles del cielo, y segundo, no somos creados en la forma de los ángeles, sino la forma de Dios. Tenemos que ligar el plural de “hagamos” con el plural de “nuestra imagen.” ¿Los ángeles participaron en la creación del mundo? ¿No fueron ellos también creados a la misma vez? Tenemos problemas difíciles si queremos meter los ángeles del cielo en estos dos “nosotros.” Habla de creación, habla de hablar o consultar entre sí sobre el asunto.

Juan 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.

Entonces claramente la Biblia habla del Hijo y del Espíritu en la creación del mundo. Antes de que hubo algo más que Dios, Dios dijo “Hagamos.” Da de entender que antes de creación existía el “nosotros” de Dios. Este punto es muy difícil de explicar sin aceptar la trinidad.

Isaías 40:13 ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole? 14 ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?

Aquí vemos muy claramente que Dios no recibe consultación de nadie. Pero sí identifica con el Espíritu Santo. En versículo 11 de Isaías 40 Isaías identifica a Dios con el término “Pastor.” Versículo 18 habla de Dios quien nadie puede hacer una imagen (escultura) de Él (¿refiriendo a Dios el Padre?).

Dios usa el plural cuando creó el mundo. Pero entendemos que aquí el Espíritu de Dios era activo (Gén. 1:1) igualmente como el Verbo de Dios (Juan 1), entonces vemos diferentes personas adentro de la Trinidad creando en el principio, y vemos muy obviamente esta pluralidad en la Creación. Observamos que los ángeles no crean cosas. Como criaturas, no pueden crear algo como tampoco pueden los hombres crear el universo. El hombre fue hecho en la imagen de este “nosotros.” En ningún lado parece que somos hechos en la imagen de ángeles, demonios, animales, etcétera, sino en la imagen de Dios.

Génesis 9:6 El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.

Vemos que el hombre es hecho en la imagen de Dios, no de otra persona o un ángel.

Génesis 3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Este razonamiento de Dios entre sí implica que hay en una forma pluralidad en Dios. No dice que Dios habló con los ángeles o con los demonios, sino da de entender que Dios está razonando entre sí mismo en una forma.

 Génesis 11:7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

Comparando Génesis 11:5 “descendió Jehová” con este pasaje, tenemos que concluir que era Jehová solo quien descendió, y es Jehová quien luego dice “nosotros.” En este caso supongamos que el “nosotros” es Jehová y los otros dos ángeles.

 Génesis 19:24 Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos;

Lo raro de este pasaje es que habla de Jehová en la tierra sobre Sodoma y Gomorra, pero llamó el fuego de “Jehová desde los cielos” como Jehová estaba en dos lugares a la misma vez. Anotamos que Jehová en la tierra es quien que llamó el juicio del cielo, donde hay otro Jehová.

 Salmo 45:6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino. 7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Este pasaje es citado en Hebreos 1:8-9 de Jesucristo, el Hijo.

 Hebreos 1:8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. 9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Ahora lo que aprendemos de estos pasajes es que en el Antiguo Testamento habla directamente a “alguien” diciendo, “te ungió Dios, el Dios tuyo.” En Hebreos dice que este pasaje es dirigido al Hijo de Dios, Jesucristo. Entonces vemos que Dios (el Padre) dijo a Dios, “tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre.” Esto es dirigido al Hijo, que tenemos que concluir que es tomado a ser Dios también por Dios el Padre quien habló en Salmos, y lo citó en referencia al Hijo en Hebreos.

Los Testigos de Jehová traduce este pasaje en su versión de la Biblia, “Dios es tu trono para siempre.” Dios no es un trono para nadie. Un trono es donde un rey se sienta, y ningún rey va a sentarse sobre Dios.

 Isaías 6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo (Isaías): Heme aquí, envíame a mí.

Tenemos que entender que Dios habla de enviar un representante de Dios. Alguien que representa con autoridad a Dios. En esto no entra ni los creyentes ni tampoco los ángeles. No pueden enviar ellos con la autoridad necesaria. Habla de enviar alguien en una misión divina, por parte de Dios. Solamente Dios tiene la autoridad de enviar en esta forma. Esto tiene que ser Dios enviando alguien representando a Dios mismo.

Isaías 48:12 Óyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo mismo, yo el primero, yo también el postrero. 13 Mi mano fundó también la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo…16 Acercaos a mí, oíd esto: desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu.

Este pasaje habla de tres personas, Jehová el Señor, el Espíritu, y la persona hablando que era desde el principio, desde la creación quien era con Dios desde antes de la creación y ahora va a “ir.” Vemos los tres de la Trinidad. En versículo 13 la persona hablando se identifica más con “mi mano fundió la tierra, y mi mano derecha midió los cielos con el palmo.” La persona hablando entonces tiene que ser Dios el Creador. En versículo 14 se identifica más, “aquel a quien Jehová amó ejecutará su voluntad” repitiendo casi las mismas palabras de Jesús. ¿Quién es esta persona quien Dios ama y hará toda la voluntad del Padre? Es Jesús.

Mateo 3:16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Juan 6:38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Aun que este pasaje en Mateo no dice que los tres son Dios, pero ubica los tres en el importante bautismo de Jesucristo, le revela Jesucristo como el Hijo amado. Entendemos que este bautismo no era arrepentimiento del pecado, sino era santificación (oficialmente reconocido como entregado a Dios para el servicio de Dios) para servicio. Vemos el Padre quien dio su aprobación. Vemos el Espíritu Santo quien capacita para poder y habilidad.

En Proverbios 8 vemos la exaltación de la sabiduría. Lo que propone es que la sabiduría es un elemento eterno, que siempre ha existido. El concepto de “sabiduría” es conocimiento bien utilizado para el provecho de uno, y es paralelo con el concepto de “Verbo” en Juan 1.

Proverbios 8:22 Jehová me poseía en el principio, Ya de antiguo, antes de sus obras. 23 Eternamente tuve el principado, desde el principio, Antes de la tierra.

Proverbios 8:30 Con él estaba yo ordenándolo todo, Y era su delicia de día en día, Teniendo solaz delante de él en todo tiempo.

Juan 1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Otra vez la idea claramente presentada es esto que Dios existía con Dios en el principio antes de la creación. Aun los ángeles son parte de la creación y tienen que ser creados después de este tiempo en que Dios hablaba y actuaba con Dios. Los ángeles no existían eternamente con Dios desde siempre en tiempo pasado. Nunca esta idea es presentada en la Biblia. Entonces, ¿Quién es esta persona con Dios en la eternidad pasado antes que hubo una creación?

Vemos que Dios nos declara que el hombre es igual como es Dios (en una forma), y hay muchos atributos de Dios y mucho de la esencia de Dios que no lo tenemos obviamente. Pero en esto de nuestra naturaleza observamos que el hombre tiene cuerpo, espíritu, y alma (mente o conciencia). Se parece el hombre de ser un pequeño “trinidad” en sí. ¿No?

Isaías 6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros…

¿Aquí Dios está incluyendo todo cielo en esta plática?

Para negar que estos versículos hablan de Jesucristo es de negar lo más obvio. Ahora el asunto es quien es esta persona “con” Dios, pero antes que hubo algo excepto Dios. O sea, si es antes de la creación de toda cosa, entonces no es un ser creado, sino que entra en la definición de Dios, un ser quien siempre ha existido, nunca tuvo principio, y nunca tendrá fin.

[11]            Gregorio Nazianzen, Orations, 31.26.

Este sitio de libros por David Cox están moviéndose a www.coxlibros.com Con tiempo (estoy empezando julio 15, 2011) todos van a estar allí, y cualquier nuevo libro también será subidos allí, no a www.davidcox.com.mx entonces por favor visita allá en el futuro. Por favor cambia sus marcadores de este sitio al nuevo.